Carmen, Alegra y el gran espectáculo de la ópera

19 junio, 2019
  • Lunes 17 de junio. Pasan pocos minutos de las 8 de la noche. Sube el telón del Teatro Nuevo Alcalá, uno de los más emblemáticos de Madrid. Suena el Preludio de Carmen: Cinco focos de luz rojo iluminan a cinco flamencas que taconean sentadas. Otras cinco las acompañan detrás con palmas. Comienzo espectacular de la ópera más famosa de Bizet. Tras las flamencas, aparecen en escena cigarreras y gitanas, soldados y bandoleros y por supuesto, los personajes principales: Carmen, don José y Escamillo que bailan, cantan y declaman durante toda la obra. Las alumnas de PAI, lo han vuelto hacer un año más: logran emocionar a los más de 800 personas que llenan el teatro.

  • Tenía que llegar este momento, después de 4 ediciones de Opera Day donde las alumnas han representado obras de Gluck, Donizetti, Mozart, era de esperar que se atrevieran con Carmen, de Bizet. Y como cada año y cada ópera no ha sido nada fácil de representar. El montaje de una obra es algo muy complejo y supone mucho esfuerzo de coordinación. Ya solo ensayar la música y la coreografía con más de 150 alumnas de entre 11 a 15 años, supone todo un logro.

    “El colegio desde el principio apuesta por una educación de calidad muy alta. Trabajar en una ópera es un proyecto muy ambicioso que permite a las alumnas acercarse a una música de calidad, un texto de calidad… acercamos a las alumnas a todas las ramas del arte para que puedan entender mejor nuestra cultura”, explica Ana Pérez-Muñoz, profesora de Música de Alegra. “Los jóvenes de hoy en día viven sometidos a una cultura del ocio superficial y de diversión fácil. El ocio como forma de cultivarse raramente forma parte de sus vidas. Por eso, considero que el proyecto Opera Day es consistente con esa educación de calidad querida por el colegio”.

    Carmen se desarrolla en la Sevilla de la segunda mitad del XIX y para recrear el ambiente y las coreografías, este año hemos contado con profesionales del flamenco que han preparado las coreografías con las alumnas desde hace meses. “Estoy muy orgullosa del trabajo que han hecho, para mí son ya unas artistas, niñas tan jóvenes actuando como si fueran una compañía de ópera, hay todo un trabajo muy duro detrás: dirección artística, interpretación, baile, vestuario y mucho esfuerzo por parte de las alumnas”. Explica Rocío Prieto, profesora de Flamenco.

    Importancia de las artes y formación cultural

    Con Carmen ya son cuatro las ediciones de Alegra Opera Day. La iniciativa que surgió en 2015 ha ido creciendo y se ha convertido en un proyecto transversal dentro del curriculum de Alegra donde las alumnas aprenden no solo música (hacen los arreglos musicales y tocan instrumentos) sino la poesía, la danza, la interpretación y la historia. “Hacer una ópera en un colegio es hacer también la asignatura de Lengua y Literatura”, explica Inés Somolinos, profesora de Lengua y Literatura en el vídeo previo a la ópera. “Hacer lengua porque es desarrollar el vocabulario, léxico y la memoria. Y hacer Literatura porque te permite desarrollar toda la parte artística que tiene la asignatura y estética”.

    “Me impresiona profundamente lo que el profesorado consigue sacar de cada una de las alumnas. Todas bailan, cantan, actúan sin ser profesionales. Me emociona ver el trabajo y esfuerzo que ponen para hacer algo realmente único”,

    — Vicky Muller, Headmistress
  • Vestuario con nivel profesional

    Como cada año, el vestuario sobresale y es como un personaje protagonista de la ópera. Las Helping Mothers consiguen que el conjunto de la obra suba de nivel. ¿Cómo lo hacen? Trabajan de manera voluntaria un día a la semana y desde principio de curso con el diseño, creación y confección de cada vestido (más de 150 este año). Tras investigar la época, buscar el hilo conductor y decidir el look de cada personaje compran las telas y producen los vestidos. Y a partir de ahí, magia: Es maravilloso ver cómo un simple cuadrado de tela marrón se convierte en un estiloso delantal de cigarrera.

    Este año además han hecho hasta vídeos tutoriales con cada personaje para que las alumnas no tuvieran dudas sobre cada atuendo y para que pudieran vestirse peinarse unas a otras.

    • “La ópera ha sido una gran experiencia para mí -escribía una alumna de PAI 1 horas después del evento- tiene muchos valores por detrás: trabajo en equipo, paciencia, esfuerzo, confianza, etc. Lo que me encanta es que además de pasártelo fenomenal aprendes mogollón. Aprendes a actuar sin vergüenza, y si te equivocas lo puedes arreglar y puedes hacer que no se note”.

    Son las 21.48h de la noche. Carmen yace muerta en manos de don José. El soldado acaba de matarla porque no corresponde a su amor. El escenario comienza a llenarse de todos los personajes que rodean a la pareja y entonan el “Les voici! Voici la quadrille!”. Baja el telón. El teatro se llena de aplausos y ovaciones del público. Todo un espectáculo.

El inicio de una tradición: peregrinación a Fátima