Alumnos que aprenden lo que pasa dentro de una calculadora

14 noviembre, 2019
  • A partir de este año, la asignatura de Matemáticas para Infantil y primeros cursos de Primaria, se trabaja siguiendo el modelo de Singapur. Es el modelo conocido también como “Mastery Approach” o Enfoque de Maestría. Se entiende la maestría no como procedimiento de aprender para aprobar un examen sino como búsqueda para resolver problemas. 

    Miles de colegios de todo el mundo se fijan en el modelo de matemáticas de Singapur para tomar pautas y adaptarlo a su proyecto educativo de tal forma que sus alumnos se beneficien de su prestigio global y su efectividad en las aulas con independencia de la nacionalidad.

    Con matemáticas Singapur se busca un aprendizaje basado en el razonamiento y la comprensión, dirigido a la resolución de problemas. En el aprendizaje de las matemáticas es común ir directamente a la mecánica, sin saber el porqué. Singapur pretende evitar esto, de manera que los alumnos no dependan solo de su memoria y puedan resolver problemas con su propia reflexión y razonamiento. Como suelen decirles sus profesoras: “aprendemos lo que pasa dentro de una calculadora”, “cómo se obtiene ese resultado, por qué y para qué podemos usarlo”.

    Este modelo es un compendio metodológico estructurado en torno a la resolución de problemas, mediante una forma de aprender activa y de escucha. Los principios fundamentales del aprendizaje, de los que las Matemáticas de Singapur se basan son las siguientes:

    1. Visualización: de las matemáticas previo al aprendizaje abstracto.
    2. Resolución de problemas: como eje de la enseñanza de las matemáticas.
    3. Matemática mental: en todos los niveles debemos incluir el cálculo mental aplicado a conocimientos matemáticos.
    4. Dominio comprensivo: hay que comprender el problema para conseguir el dominio matemático a través de la práctica constante.
    5. Estrategias: utilizar múltiples estrategias para resolver un problema implicará mayor habilidad matemática y la claridad de que la solución de un problema puede llegar por distintas vías.

    El método, sigue siempre la misma estructura a la hora de enseñar-aprender un contenido. Se va de lo concreto a lo abstracto, pasando por lo pictórico. Esto se aplica tanto en las operaciones, como en los problemas, como en medida, figuras geométricas… siempre se sigue el mismo esquema, que es una de las particularidades de Singapur: concreto – pictórico – abstracto.

    En lo concreto, se pretende que el alumno viva la experiencia de aprendizaje, manipule… En lo pictórico, el alumno representa esa vivencia mediante imágenes y, por último, lo abstracto: cómo puedo expresar ese concepto de forma matemática. Este esquema se utiliza para todos los alumnos, para los que tienen altas capacidades, medias o bajas. Es un camino que todos deben seguir para aprender a razonar y no actuar de forma mecánica.

¿Qué es CAS? Nos lo explican las expertas¿Colegio británico o colegio bilingüe? Conoce las principales diferencias