A day in the life of... Year 1

4 December, 2018
  • Comenzamos una serie de artículos donde os contaremos una clase desde dentro. ¿Cómo es un día en una clase de Alegra? ¿Qué les cuesta más? ¿Cómo aprenden? Comenzamos en Primaria y en esta ocasión nos hemos metido en clase de Year 1 donde hemos vivido cómo aprenden y qué descubren en sus clases.

    Estuvimos un día entero con los alumnos de Year 1 para empaparnos de su realidad diaria y poder ver y contaros de primera mano qué hacen durante el día, qué aprenden y cómo lo hacen.

  • Iniciar el día a las 9:00 am ya es una forma de aprender, desde el momento en que los niños llegan a clase hasta el momento en que se van, cada uno es responsable de sus pertenencias. Cada uno se asegura, por ejemplo de dejar su abrigo ordenado, y que cualquier deber que tengan pendiente sea entregado a la profesora. Para las profesoras ésta es una forma de enseñarles la importancia de la responsabilidad propia y de la independencia.

    Hoy el día inicia con Lengua Castellana y una sonrisa de cada uno. Como es usual, cada semana estudian una letra diferente, es el turno de la letra R, hoy se despiden de ella porque ya han practicado el kinema* y el grafema, la han escrito en diferentes palabras y hoy toca hacer la última ficha para decirle “¡adiós R!”.

    Inmersión en inglés
    El día avanza rápidamente y es momento la clase de Phonics. El método educativo que permite enseñar inglés a los niños a leer, al enlazar sonidos (fonemas) y los símbolos que los representan (grafemas o grupos de letras). Phonics es el sistema de enseñanza utilizado en el sistema británico de educación y en Alegra nuestros pequeños lo asumen en su día a día, siguiendo las cartas de los grafemas.

    “Let’s start with the phonics cards” anuncia la profesora para comenzar la clase. Delante de la pizarra, los alumnos ya están sentados en el suelo. El reto de hoy es aprender un sonido nuevo: “OW” “Put your hands if you want to learn a new sound!”, dice la profesora, y antes de terminar la frase, todos han levantado sus manos y están preparados para comenzar. Para recordar el sonido todos se asocian a frases fáciles recordar, “OW. Blow the snow”, dicen a coro.

  • Reconocer el grafema y el fonema no es suficiente en Phonics, ahora toca aprender cómo escribirlo correctamente. A la cuenta de uno: todos se ponen de pie; al llegar a dos: están frente a sus sitios; y el tres es la señal de que pueden tomar asiento, para empezar a practicar su escritura.

    Hay muchos voluntarios para enseñar a sus compañeros cómo escribir “Snow” en la pizarra,  al elegir el voluntario y ver cómo lo ha hecho, sus compañeros aplauden con un aplauso de marshmallow –un aplauso silencioso–.

    Tras la sesión con las cartas practican ya cómo escribir “Snow”, “blow” y “throw”. También saben exactamente cuántos sonidos contiene cada palabra. Quienes han destacado al escribirlo reciben una pegatina. Al final de la clase, el resto también recibe una pegatina para premiar el esfuerzo que han puesto en escribir correctamente y por corregir lo que han hecho mal.

    Antes del break, los niños se sientan a leer en parejas, cada pareja empieza a leer, en la misma página, con la idea de que uno se ayude con el otro. Así, en clase se fomenta no solo aprender a leer sino también a trabajar en equipo y ayudar a quien necesite una mano.

    Son cerca de las 11, es el momento de ordenarlo todo para salir al patio. Los niños se levantan, dejan sus delantales colgados y se colocan sus abrigos, uno pregunta si hace frío afuera y recibe la respuesta de “sí, hay que abrocharse como dijo la profe”. Es el tiempo de dejarlo todo ordenado “¿Dejamos cosas en el suelo?” y todos responden a coro un sólido “¡No!”, varios revisan a su alrededor y recogen lo que puedan haber tirado.

     

  • Hacer la fila es un arte, se colocan todos uno detrás de los otros ya están preparados para ir al patio a divertirse, correr y respirar el aire fresco. Antes de salir la pregunta: “¿qué aprendimos hoy?” y a coro la respuesta, de nuevo “OW for blow the snow”. ¡Genial!

    Learning by doing

    Una de las características del sistema británico es que el alumno aprende cuando él mismo hace algo, de esta forma lo interioriza y no lo olvida. El sistema británico también promueve que el alumno experimente, juegue y haga cosas por sí mismo. Hoy han aprendido también sobre los grupos de los animales y cuáles corresponden a cada grupo. Los niños se encargan de hacer posters del animal que les ha sido asignado. El objetivo para ellos es conseguir a los otros animales que forman parte de su grupo.

    Es una clase que les permite hacer relación entre ellos y a la vez que buscan los animales que son similares a los que cada uno representan, son capaces de distinguir las diferencias con el resto de los animales que ahora inundan la clase. Un claro ejemplo del aprendizaje a través de la práctica y el ejercicio del conocimiento.

    Más tarde en la clase de Hummanities, aprenden sobre una cultura nueva para muchos de ellos: China. Matemáticas es la asignatura siguiente, donde escriben con con la profesora en el cristal de la ventana de su clase, mientras aprenden a sumar con Mr. Frog. Después de practicar sumas, hay una clase diferente, la han estado esperando desde hace unos días, es una sesión especial sobre bullying.

  • Para cerrar la tarde, la clase de religión, que hoy como hace bueno incluye una visita a la Virgen. Solo llegar frente a ella uno de los chicos dice “Qué guapa es”, a la pregunta de la profesora de por qué hemos venido otro contesta “a meter amor en el corazón”. Con la Virgen también comparten el poema navideño que han estado ensayando. Tras rezar un Padre Nuestro y un Gloria vuelven a la clase, ya son casi las 16:40. El día cierra con la merienda y la recogida de todo lo necesario para ir a casa.

    Miss Josephine, una de las profesoras de Year 1 nos dice “hay mucha actividad y energía y Year 1, cada día es más emocionante que el anterior. En esta edad se da un gran crecimiento personal y académico y para cada una de las profesoras es muy especial formar parte del recorrido que hace cada niño y poder influir en ese crecimiento de la mejor forma posible”.  

    Este día ya ha concluido, sin antes despedirse cada uno de sus amigos y salir corriendo a los brazos de sus padres que continúan y refuerzan el aprendizaje de las horas en Alegra ¡Hasta mañana, Year One!

     

  • “En esta edad se da un gran crecimiento personal y académico y para cada una de las profesoras es muy especial formar parte del recorrido que hace cada niño”

     

Concierto de Santa CeciliaGran estreno de los equipos de Hockey y Voley de Alegra